Volver atrás
Gestión de tesorería

¿Cómo gestionar el flujo de caja en tiempo de crisis?

December 13, 2023

En momentos de crisis económica, la gestión eficaz del flujo de caja se convierte en una tarea fundamental para la supervivencia y el crecimiento sostenible de cualquier empresa. Al fin y al cabo, es el elemento sobre el que pivota la gestión financiera de cualquier empresa. 

En este artículo, exploraremos tácticas estratégicas y consejos prácticos enfocados en preservar y fortalecer el flujo de caja en estos contextos tan desafiantes. 

¿Por qué es importante gestionar el flujo de caja correctamente? 

La gestión del flujo de caja se refiere a una serie de actividades y acciones enfocadas a administrar correctamente el efectivo de la compañía, es decir, todo el dinero que entra y sale de una organización en un momento determinado. Aunque se aplica principalmente a empresas, en realidad cualquier otra organización tiene flujos de caja, como las administraciones públicas, organizaciones sin ánimo de lucro o incluso una familia.

Esta actividad es especialmente importante en tiempos de crisis económica, cuando las salidas de efectivo suelen superar a las entradas, colocando a las organizaciones en una situación vulnerable. Algunos de los principales motivos de esta preocupación son las siguientes:

  • Mantenimiento de la liquidez: Una de las mayores preocupaciones durante una crisis es mantener suficiente liquidez para cubrir las operaciones diarias. Una gestión eficaz del flujo de caja asegura que la empresa tenga fondos disponibles para pagar a empleados, proveedores y otros gastos críticos.
  • Mitigación del riesgo de insolvencia: En períodos de incertidumbre económica, las empresas enfrentan un mayor riesgo de insolvencia. Gestionar el flujo de caja ayuda a prevenir esta situación, asegurando que se puedan cumplir las obligaciones financieras a corto plazo.
  • Resiliencia y adaptabilidad: Una crisis a menudo trae cambios rápidos y significativos en el mercado. Las empresas con un flujo de caja bien gestionado son más capaces de adaptarse a estos cambios, como la necesidad de modificar las operaciones, reestructurar la empresa o explorar nuevos mercados.
  • Toma de decisiones informadas: Una gestión eficaz del flujo de caja proporciona una visión clara de la posición financiera de la empresa. Esto es crucial para tomar decisiones informadas y estratégicas, como inversiones, recortes de gastos o expansión.
  • Confianza de inversores y prestamistas: En tiempos de crisis, mantener la confianza de inversores y prestamistas es vital. Una gestión sólida del flujo de caja demuestra la capacidad de la empresa para manejar sus finanzas de manera efectiva, lo cual es esencial para asegurar el financiamiento futuro.
  • Planificación de contingencias: Un buen manejo del flujo de caja permite a las empresas planificar y prepararse para escenarios adversos. Esto incluye tener reservas de efectivo para emergencias o inversiones estratégicas para adaptarse a las condiciones cambiantes del mercado.
  • Ventaja competitiva: Las empresas que gestionan bien su flujo de caja durante una crisis pueden obtener una ventaja competitiva. Esto se debe a que están en mejor posición para aprovechar oportunidades únicas que surgen en tiempos difíciles, como la adquisición de activos a precios bajos o la inversión en innovación.
  • Preservación de la reputación: La capacidad de cumplir con las obligaciones financieras y operativas durante una crisis ayuda a mantener la reputación y las relaciones con clientes, proveedores y otros stakeholders.

¿Cómo gestionar el flujo de caja en tiempos de crisis? Consejos

Para gestionar eficazmente el flujo de caja en tiempos de crisis, es fundamental adoptar una serie de estrategias y prácticas bien fundadas para evitar que esta coyuntura acabe con la viabilidad de cualquier negocio.

Análisis detallado del flujo de caja

El primer paso para gestionar tu flujo de caja es realizar revisiones frecuentes del mismo para identificar tendencias, riesgos potenciales y oportunidades. Para ello, es importante realizar proyecciones de flujo de caja para los próximos meses basándote en tendencias históricas, en especial considerando diferentes escenarios de crisis.

Control estricto de las entradas y salidas de efectivo

El flujo de caja se centra en las entradas y las salidas de efectivo que tiene un negocio en un momento determinado. Por eso, para mantenerlo a raya, es importante controlarlos de manera estricta. Sobre todo, es importante que, en ningún caso, las salidas superen a las entradas, y que exista cierto margen de liquidez para afrontar las obligaciones a corto plazo.

Gestión de las cuentas a cobrar y las cuentas a pagar

Tanto las cuentas a cobrar como las cuentas a pagar constituyen componentes esenciales del flujo de caja de una empresa. En general, para que una empresa tenga mayor control de estas dos cuentas, es importante que el periodo medio de pago a proveedores (que hay que pagar) sea superior al periodo medio de cobro a clientes.

Control de deudas y obligaciones

Cuanto más saneada esté una empresa, mayor probabilidad existirá de que sea capaz de capear el temporal en tiempos de crisis. Esta solvencia pasa por un control de las deudas de la compañía. Hay que tener en cuenta que, para muchos negocios, las salidas de efectivo dependen de manera principal de sus deudas y obligaciones. Si se reducen, es más sencillo gestionar correctamente el flujo de caja.

Optimización del working capital

El working capital (también conocido como fondo de maniobra) es una métrica fundamental a la hora de gestionar la liquidez de una empresa, y más concretamente, su flujo de caja. En esencia, representa la capacidad de una empresa para financiar su pasivo corriente, utilizando para ello los recursos de su activo corriente. Es importante que esta métrica esté correctamente dimensionada para evitar problemas en periodos de crisis económicas. 

Centraliza la gestión de tesorería

Una plataforma integral de gestión de tesorería en la nube, como Embat, es una de las soluciones más eficaces a la hora de administrar el flujo de caja de empresas de mediano y gran tamaño en tiempos de crisis. Su implementación ofrece una serie de ventajas que benefician al equipo financiero de una compañía, incluyendo a los tesoreros y al director financiero. 

Visibilidad y control mejorados

Una solución de gestión de tesorería proporciona una visibilidad en tiempo real del flujo de caja, lo que es esencial en períodos de incertidumbre económica. Esta visibilidad permite a las empresas controlar de cerca sus entradas y salidas de efectivo, identificando rápidamente áreas problemáticas y oportunidades. Además, ofrece un control más estricto sobre todas las transacciones financieras, lo que ayuda a evitar errores y fraudes, comunes en períodos de crisis.

Precisión en la planificación y pronósticos

Estas plataformas permiten realizar pronósticos y proyecciones de flujo de caja con mayor precisión, lo cual es crucial para la planificación financiera en tiempos de crisis. Al utilizar datos históricos y tendencias actuales, las soluciones de tesorería pueden ayudar a predecir escenarios futuros y preparar a las empresas para diferentes situaciones, desde la disminución de ingresos hasta cambios repentinos en las condiciones del mercado.

Automatización y eficiencia

La automatización de procesos financieros como la facturación, los cobros y los pagos reduce significativamente la carga de trabajo manual y mejora la eficiencia operativa. Esto es especialmente importante en tiempos de crisis, cuando los recursos son limitados y la necesidad de una respuesta rápida y eficaz es mayor. Además, la automatización minimiza los errores humanos, asegurando que las decisiones financieras se basen en datos precisos y actualizados.

Gestión efectiva de riesgos

Una plataforma de tesorería proporciona herramientas y recursos avanzados para la gestión de riesgos, permitiendo a las empresas identificar, analizar y mitigar riesgos financieros. En tiempos de crisis, estos riesgos pueden ser más pronunciados, y contar con un sistema que ofrezca una evaluación detallada del riesgo de crédito, la exposición a fluctuaciones del mercado y otros factores financieros es invaluable.

Optimización del capital de trabajo

Como ya hemos apuntado, la gestión eficiente del working capital es fundamental durante una crisis. Las soluciones de tesorería ayudan a optimizar el uso del capital de trabajo al proporcionar una visión clara del flujo de caja, lo que permite a las empresas gestionar mejor sus inventarios, cobros y pagos. Esto asegura que siempre haya suficiente efectivo disponible para las operaciones esenciales.

Mejora en la toma de decisiones

Con el análisis de datos en profundidad y los informes detallados que ofrecen estas aplicaciones, las empresas pueden tomar decisiones más informadas y estratégicas. En tiempos de crisis, donde cada decisión puede tener consecuencias significativas, contar con información financiera precisa y actualizada es fundamental para el éxito.

Integración y colaboración

Las soluciones de gestión de tesorería modernas se integran fácilmente con otros sistemas de gestión empresarial, como los ERPs y los CRMs, lo que mejora la colaboración y la comunicación entre los diferentes departamentos que componen una empresa. Esta integración asegura que todas las áreas de la empresa trabajen con la misma información actualizada, lo que es crucial para una respuesta coordinada y eficiente durante una crisis.

Conclusiones

En definitiva, la gestión efectiva del flujo de caja en tiempos de crisis no se trata solo de proteger el presente, sino y sobre todo de construir una base sólida para el futuro. Es un equilibrio entre ser cauteloso y proactivo, donde cada paso tomado hoy puede abrir nuevas oportunidades y caminos hacia el crecimiento y la estabilidad en el mañana. 

Con la mentalidad, las estrategias y las herramientas adecuadas, especialmente las digitales, las empresas pueden no solo superar los desafíos actuales, sino también emerger más fuertes, más ágiles y mejor preparadas para el éxito en el mundo poscrisis.

Ready to flow?

Contacta con nosotros