Volver atrás
CFO

El CFO ante el reto de la sostenibilidad

June 23, 2023

Hasta hace pocos años, la sostenibilidad se asociaba más como una opción que como algo inherente al negocio de cada una de las empresas. Pero, lo positivo, es que todo esto ha cambiado y de forma significativa, sin importar el sector al que pertenece una compañía o el tamaño de la misma.

Un cambio de foco

La demanda por parte de los inversores, de que la rentabilidad debe ir acompañada de una creación de valor sostenible en el tiempo, es lo que ha impulsado el cambio al que se están “sumando” tanto los clientes como la sociedad en general, conjuntamente con el resto de las partes con algún tipo de interés propio en el negocio (stakeholders).

De esta manera, el foco no se encuentra únicamente en lograr obtener la mayor rentabilidad posible, sino que se debe añadir una variable más, que no deja de ser la sostenibilidad, conformando así un nuevo “binomio”, que implica el tener que replantear la estrategia y las acciones a llevar a cabo por parte de cada una de las organizaciones.

Se trata de un cambio en la manera de ver e interpretar el mundo, donde una mayor necesidad de transparencia en la creación de valor de los negocios, implica a la vez, que las finanzas deben evolucionar, sin excepción alguna, hacia la sostenibilidad.

Esta nueva cosmovisión significa que toda inversión se deberá realizar, siempre y cuando lleve implícita la sostenibilidad del negocio y quien no lo consiga tenderá a perder valor en el tiempo. 

La necesidad de adaptarse a este cambio

Así el reto de lograr optimizar el binomio rentabilidad & sostenibilidad, significa efectuar una serie de cambios internos, principalmente en la forma de entender cómo se interrelacionan las principales variables de los negocios.

A la vez, hay que considerar que la conversión hacia lo sostenible es algo que impacta a la totalidad de la organización, ya que no se trata de un cambio aislado en unas áreas de la compañía, sino que es algo integral y de carácter transversal.

El papel del CFO en la sostenibilidad de la empresa

Y es aquí donde la figura del CFO adquiere una mayor relevancia, puesto que el conocimiento que posee sobre la interacción de las principales variables del negocio y de los posibles riesgos a asumir, lo posicionan en la condición ideal para asumir el reto del liderazgo sobre la transformación hacia lo sostenible.

De esta manera, su función se puede vincular en parte con el cumplimiento de los criterios ESG  (Environmental, Social & Governance) relacionados tanto con la sostenibilidad, o lo que es lo mismo con la gestión del impacto de la actividad de la empresa en el medioambiente (E), en su entorno social & comunidad (S) y en lo vinculado al gobierno corporativo de la misma (G).

Uno de los problemas que se presentan con este tipo de criterios, es que suelen ser “asociados” a la emisión de informes no financieros por parte de las grandes empresas, algo que no es así, ya que su alcance va más allá de poder disponer de información fiable, y deben de ser entendidos, como los “drivers” de gestión de obligado cumplimiento, para el logro del crecimiento sostenible en el largo plazo.

Ahora bien, volviendo a un concepto más general de la sostenibilidad, no deja de ser el CFO, gracias al conocimiento transversal que posee de la compañía, la figura mejor preparada para llevar a cabo, como “socio estratégico” del CEO, la redefinición de la estrategia y de las acciones a seguir, que permitan optimizar el binomio rentabilidad & sostenibilidad. 

Esto no implica que aún le queda al CFO un cierto camino por recorrer, principalmente en lo que respecta a profundizar su conocimiento sobre los riesgos ambientales y sociales y su impacto en las finanzas, como así también en detectar las nuevas oportunidades de negocio que se generan a partir de este cambio.

Por lo tanto, nos encontramos ante un nuevo reto para el CFO, donde su rol pasa a ser crítico en la redefinición de la estrategia del negocio y como el cambio es percibido por parte de los clientes y la sociedad en general, para de esta forma asegurar la generación de valor en el futuro, pero siempre de una forma sostenible en el tiempo.

¿Logrará liderar el CFO la transformación hacia la sostenibilidad?



Toni
Berga
Co-founder @ Embat
Toni Berga, cofundador de Embat, cuenta con una trayectoria profesional de más de una década en J.P. Morgan, donde desempeñó el cargo de director ejecutivo en el área de banca de inversión y banca comercial para empresas familiares en España y el Reino Unido.

Ready to flow?

Contacta con nosotros