Volver atrás
Pagos
Gestión de tesorería

Cómo mitigar el riesgo de tipo de cambio: una guía completa

October 18, 2023

En el mundo financiero actual, la gestión eficiente del riesgo de tipo de cambio se ha convertido en una necesidad imperante para muchas empresas, en especial para aquellas que operan a nivel internacional. 

Este riesgo, asociado a la fluctuación de la moneda extranjera en relación a la moneda nacional, puede impactar significativamente las operaciones financieras y la estabilidad económica de las organizaciones que realizan transacciones internacionales.

Pero, ¿sabes a qué hace referencia el riesgo de tipo de cambio y cómo puedes mitigarlo? A continuación, te lo explicamos.

¿Qué es el tipo de cambio?

El tipo de cambio es un concepto financiero que se refiere al valor de una moneda en términos de otra. Es la tasa a la que una moneda puede ser intercambiada por otra, y juega un papel crucial en el comercio internacional y la economía global. 

El tipo de cambio se expresa generalmente como una relación o proporción que indica la cantidad de una moneda que se necesita para comprar una unidad de otra moneda. Por ejemplo, un par de divisas como EUR/USD indica cuál es el valor de un dólar de Estados Unidos en relación con el euro. Por ejemplo, 1 EUR = 1,05 USD, significa que es necesario 1,05 dólares para adquirir un euro.

Los tipos de cambio fluctúan de manera constante debido a diversos factores económicos, políticos y sociales. De hecho, varía en tiempo real, especialmente en el mercado FOREX (Foreign Exchange Market o Mercado de Divisas), que es el mercado financiero más grande y líquido del mundo, con 220.000 millones de euros negociados por hora. 

En FOREX, los traders, que incluyen desde individuos hasta bancos y otras instituciones financieras, compran y venden monedas de diferentes países, lo que, a su vez, afecta sus valores relativos.

¿Por qué es tan importante el tipo de cambio?

El tipo de cambio es un pilar fundamental en la economía global, y su importancia se puede atribuir a varios factores críticos que impactan tanto a nivel macroeconómico como microeconómico.

Más concretamente, es un concepto con una enorme relevante dentro del comercio internacional, ya que afecta el precio de las importaciones y exportaciones. Un tipo de cambio favorable puede mejorar la competitividad de los productos de un país en el mercado internacional. Por el contrario, cuando el tipo de cambio es negativo, puede reducir las ventas de los bienes o servicios vendidos.

Pero es que, además, el tipo de cambio también afecta a la inversión en empresas. En general, los inversores buscan oportunidades en países con tipos de cambio favorables para maximizar sus retornos.

Entendiendo el riesgo de tipo de cambio

El riesgo de tipo de cambio, también conocido como riesgo cambiario, se refiere a la posibilidad de incurrir en pérdidas financieras debido a las fluctuaciones en el valor de una moneda en comparación con otra. Este fenómeno es una realidad constante para las empresas e inversores que participan en el comercio y la inversión internacionales. 

El riesgo más evidente se materializa cuando existen diferentes horizontes temporales en una transacción. Por ejemplo, imagina una empresa española que ha cerrado un contrato para suministrar componentes a una empresa estadounidense por un valor de 5 millones de dólares estadounidenses (USD), a un tipo de cambio actual de 1 EUR = 0,90 USD. Es decir, en este caso, el valor del contrato en euros es de 4.500.000 €.

El pago se realizará dentro de tres meses, al cabo de los cuales el nuevo tipo de cambio es 1 USD = 0,80 EUR. Es decir, en el momento del pago, el valor del contrato en euros es de 4.000.000 €. Es decir, se ha producido una pérdida en el contrato de 500.000 € debido a la diferencia temporal entre la firma del contrato y el momento del pago.

En realidad, existen varios tipos de riesgo cambiario, entre los cuales se incluyen:

  • Riesgo de transacción: surge de las operaciones comerciales internacionales, donde los pagos o cobros se realizan en moneda extranjera. En concreto, la fluctuación en el tipo de cambio entre la fecha de la transacción y la fecha de pago puede afectar los márgenes de ganancia, ya que se puede incurrir en pérdidas derivadas de la fluctuación de la divisa.
  • Riesgo de traducción: afecta a las empresas multinacionales cuando consolidan los estados financieros de sus subsidiarias extranjeras a la moneda local. Las fluctuaciones en el tipo de cambio pueden impactar los balances y resultados consolidados.
  • Riesgo económico: se relaciona con el impacto a largo plazo de las fluctuaciones cambiarias en el valor presente de las futuras corrientes de efectivo de la empresa.

¿Qué factores influyen en el riesgo de tipo de cambio?

Varios factores pueden influir en la fluctuación de las monedas, y entenderlos es crucial para gestionar el riesgo cambiario. 

Estos incluyen:

  • Indicadores económicos: algunas variables como el PIB, la inflación, y las tasas de interés pueden influir en la fortaleza de una moneda. Algunos ejemplos paradigmáticos de la relación entre variables macroeconómicas y tipo de cambio son Argentina o Venezuela, cuyos niveles de inflación de los últimos años han hecho que el valor de su moneda se desplome a nivel internacional. 
  • Estabilidad política: los eventos políticos, las decisiones gubernamentales y la estabilidad política pueden impactar la confianza de los inversores y, por ende, el valor de la moneda. Así ocurrió durante las últimas elecciones presidenciales en Estados Unidos, que tuvo un impacto notable en el dólar estadounidense. La incertidumbre política previa a la elección y la transición política afectaron la confianza de los inversores y causaron fluctuaciones en el valor del dólar.
  • Sentimiento del mercado: La percepción y reacción de los inversores ante eventos globales pueden causar fluctuaciones rápidas y significativas en los tipos de cambio. Así ocurrió con la culminación del Brexit a finales de 2021. La salida del Reino Unido de la Unión Europea, afectó la libra esterlina debido a las negociaciones prolongadas y la incertidumbre sobre los términos del acuerdo comercial.

El impacto del riesgo de tipo de cambio en las empresas y los inversores

El riesgo de tipo de cambio puede tener consecuencias significativas para las empresas y los inversores:

  • Empresas: las fluctuaciones cambiarias pueden afectar los costes de importación y exportación, los márgenes de ganancia, y, en general, a su competitividad global. Las empresas multinacionales pueden enfrentar desafíos adicionales en la consolidación de estados financieros y la gestión de inversiones extranjeras.
  • Inversores: Los inversores que poseen activos en moneda extranjera pueden experimentar variaciones en los retornos de la inversión debido a las fluctuaciones en el tipo de cambio. La diversificación geográfica de las inversiones puede exponer a los inversores a riesgos cambiarios adicionales.

¿Cómo reducir el impacto del tipo de cambio?

En un entorno económico globalizado, la gestión efectiva del riesgo de tipo de cambio es esencial para la estabilidad financiera de cualquier empresa con operaciones y pagos internacionales. Existen diferentes herramientas para gestionar esta cobertura. A continuación, te explicamos algunas de las herramientas clave.

Diversificación de la moneda

La diversificación en diferentes monedas puede ser una estrategia efectiva para dispersar el riesgo. Mantener activos y realizar transacciones en varias monedas permite a las empresas compensar las pérdidas potenciales en una moneda con ganancias en otra.

Derivados financieros

Los derivados financieros ofrecen a las empresas la capacidad de fijar tipos de cambio para transacciones futuras, proporcionando cobertura y protección contra la volatilidad del mercado. Dentro de los principales derivados financieros para el control del tipo de cambio destacan:

  • Contratos forward: son acuerdos personalizados entre dos partes para comprar o vender una cantidad específica de una moneda extranjera a un precio predeterminado en una fecha futura. No se negocian en una bolsa y son completamente personalizables. Son ideales para las empresas que tienen obligaciones futuras conocidas en moneda extranjera, como pagos de importaciones o recepción de ingresos de exportaciones.
  • Opciones de divisas: ofrecen a las empresas el derecho, pero no la obligación, de comprar o vender moneda a un precio predeterminado. Son útiles para las empresas e inversores que desean protegerse contra las fluctuaciones cambiarias pero también quieren beneficiarse de los movimientos favorables del tipo de cambio.
  • Swaps de Divisas: son contratos en los que dos partes acuerdan intercambiar dos flujos de efectivo en diferentes monedas durante un período de tiempo acordado. Combina elementos de los contratos forward y los préstamos en diferentes monedas. Es un instrumento comúnmente utilizado por las empresas multinacionales y los inversores para gestionar la exposición al riesgo cambiario, financiar inversiones en moneda extranjera y mejorar la eficiencia de la gestión de la liquidez.

Implementación de Software de Gestión de Tesorería

En la era digital, la tecnología juega un papel crucial en la gestión eficiente del riesgo cambiario. Un software específico de gestión de tesorería, como el que ofrece Embat, puede ser una inversión invaluable para las empresas.

  • Automatización: el software automatiza procesos complejos y repetitivos, mejorando la eficiencia y reduciendo los errores humanos.
  • Análisis en tiempo real: proporciona análisis e información en tiempo real de los datos financieros, permitiendo a las empresas tomar decisiones informadas rápidamente.
  • Escenarios de simulación: permite a las empresas simular diferentes escenarios para evaluar el impacto potencial de las fluctuaciones cambiarias en sus operaciones.
  • Integración de datos: integra datos e información de múltiples fuentes para proporcionar una visión holística de la exposición al riesgo cambiario y las oportunidades de mitigación.
  • Análisis Predictivo: los sistemas modernos de gestión de tesorería están equipados con capacidades de análisis predictivo. Utilizan algoritmos avanzados y machine learning para prever tendencias y fluctuaciones en los tipos de cambio, permitiendo a las empresas anticipar y prepararse para futuras variaciones.

Incluir cláusulas contractuales y facturación en moneda local

Incorporar cláusulas contractuales que permitan ajustes basados en las fluctuaciones del tipo de cambio puede proteger a las empresas de la volatilidad inesperada. Además, facturar las transacciones internacionales en la moneda local puede reducir la exposición al riesgo cambiario.

Conclusiones

Como hemos visto, el tipo de cambio es un desafío para las empresas, y un auténtico quebradero de cabeza para muchos tesoreros. Por ello, es fundamental que las empresas gestionen de forma correcta este tipo de cambio. Y esto no es solo válido para las operaciones diarias, sino que también es importante desarrollar una visión estratégica que incorpore la gestión del riesgo de tipo de cambio. 

Esto implica mantenerse informado sobre las tendencias económicas globales, las políticas monetarias y los eventos geopolíticos que pueden influir en la valoración de las monedas.

Toni
Berga
Co-founder @ Embat
Toni Berga, cofundador de Embat, cuenta con una trayectoria profesional de más de una década en J.P. Morgan, donde desempeñó el cargo de director ejecutivo en el área de banca de inversión y banca comercial para empresas familiares en España y el Reino Unido.

Ready to flow?

Contacta con nosotros