Para una empresa es fundamental saber si está teniendo pérdidas o ganancias, ya que esta es la forma de descubrir si está resultando operativa.Y existe un reporte financiero que sirve justo para revelar esa información: el estado de resultados.

¿Quieres saber en qué consiste el estado de resultados, cómo se hace y cómo interpretarlo?Continúa leyendo y te daremos la información que estás buscando.

¿Qué es un estado de resultados?

El estado de resultados es un informe financiero que muestra los ingresos obtenidos durante un determinado periodo de tiempo, los gastos en el momento en que tienen lugar y, por lo tanto, los beneficios o pérdidas que ha conseguido un negocio durante ese tiempo.✅ Con esta información, la empresa puede tomar decisiones de negocio acertadas, que minimicen el riesgo.Hacer un estado de resultados le da a una empresa un punto de vista mucho más amplio sobre su propia situación financiera, siendo capaz de determinar si ha generado utilidades.

En el estado de resultados, el empresario puede ver si el negocio vende, cuánto vende y cómo se gestionan los gastos.

Este informe también se conoce con el nombre de estado de ganancias y pérdidas, ya que es esta información lo que en esencia refleja.

Embat te quiere ayudar en tu planificación financiera

¿Cuál es la estructura del estado de resultados?

Un estado de resultados se estructura en torno a tres elementos:

  1. Ingresos.
  2. Costes.
  3. Gastos.

Pues bien, las cuentas más importantes del estado de resultados son las siguientes:

Ventas

Los ingresos por las ventas obtenidos durante el resultado al que se refiere el estado de resultados son el primer dato que aparece en el informe.

Coste de ventas

El coste de ventas es la cantidad que le cuesta a la empresa el artículo que vende.

Margen bruto o utilidad

La utilidad viene dada por la diferencia entre las ventas y el coste de ventas.Este valor indica cuánto gana la empresa en bruto con sus productos, antes de restarle otros gastos como el coste de producción o de adquisición (en función de si fabrica sus propios artículos o no).

Gastos de operación

Estos son todos los gastos relacionados con el funcionamiento de la empresa, como los suministros, los salarios, el pago del alquiler, etc.

Utilidad sobre flujo o EBITDA

La utilidad sobre flujo o EBITDA refleja las ganancias de la empresa sin tener en cuenta los impuestos, gastos financieros y otros gastos contables que no suponen una salida de dinero real del negocio, como las amortizaciones y depreciaciones.

Amortizaciones y depreciaciones

Se trata de los importes que se aplican cada año para reducir el valor contable a los bienes tangibles con los que la compañía lleva a cabo sus operaciones, como sus sistemas informáticos.

Utilidad de operación

La utilidad de operación es la diferencia entre el EBITDA y las depreciaciones y amortizaciones, por lo que indica las ganancias o pérdidas del negocio en su actividad de producción.

Estado de resultados

4 razones por las que necesitas hacer un estado de resultados en tu empresa

De forma general, una empresa necesita tener su estado de resultados porque de este modo podrá analizar unos datos que le permitirán saber si está resultando rentable.En resumen, las principales razones por las que cualquier negocio tiene que contar con un estado de resultados son las siguientes:

1- Conocer la capacidad de la empresa para generar utilidades

Al hacer un estado de resultados, la empresa está estudiando sus resultados operativos en relación a un cierto periodo de tiempo.Así pues, cuando la compañía se propone optimizar sus recursos para aumentar sus utilidades, el estado de resultados se convierte en un instrumento muy importante para conseguirlo.

2- Estimar los flujos de efectivo

Tener un estado de resultados permite calcular mejor los flujos de efectivo, lo que a su vez da la posibilidad de hacer proyecciones de las ventas de manera más completa.

3- Repartir los dividendos

Llegado el momento de repartir los dividendos, el estado de resultados permite conocer los ingresos de la empresa, de los cuales dependerán las utilidades generadas durante un plazo determinado de tiempo.

4- Detectar debilidades

Gracias al estado de resultados, la empresa puede identificar sus propios puntos débiles, sobre todo en qué se están consumiendo más recursos dentro del proceso financiero.

Embat.io es tu herramienta de planificación financiera

Guía en 5 pasos para saber cómo hacer un estado de resultados

A continuación vamos a explicar cómo hacer un estado de resultados paso a paso:

1- Fija el monto de ventas

Lo primero que hay que hacer al crear el estado de resultados es saber cuál es el monto total de las ventas netas, que aparecerán en primer lugar en estado financiero.

Para ello se pueden separar las ventas a crédito y al contado, para así conocer mejor el origen de los ingresos y tener información clave sobre las ventas, para asegurarse de que este monto es correcto.

A la hora de fijar el monto de ventas hay que tener en cuenta las devoluciones y los descuentos, para restarlos de las ventas totales.

2- Establece el coste de ventas para llegar a la utilidad bruta

Una vez determinado el monto de ventas hay que calcular el coste de venta, que es el coste de adquirir la materia prima y producir el producto final.El coste de ventas se calcula a través de la fórmula siguiente:

Coste de ventas= inventario inicial + compras de mercancía - inventario final

Resulta de vital importancia llevar un sistema de inventarios exacto, para registrar de forma correcta el coste de ventas.Cuando se resta ese coste del ingreso por ventas, se llega a la utilidad bruta, que en un dato fundamental para conocer la rentabilidad de la empresa.

3- Descubre tu utilidad operativa

El siguiente paso consiste en saber cuáles son los gastos operativos del periodo analizado, para así saber cuál es la utilidad operativa del negocio.

Los gastos operativos son aquellos a los que la compañía tiene que hacer frente de forma necesaria para realizar su actividad: los sueldos de los trabajadores, la compra de material de oficina, etc.

Hay empresas que incluyen todos estos gastos en una misma categoría a la que llaman gastos generales y administrativos, pero puede ser más interesante separarlos, para así saber de forma más concreta cuáles son los gastos del negocio.Una vez que se conoce el monto total de los gastos operativos, después de restarlos se conocerá la utilidad operativa, que revela si la empresa está teniendo pérdidas o utilidad y, por lo tanto, si está generando utilidad.

4- Aplica los impuestos

A continuación es necesario aplicar la tasa de impuestos que corresponda al ingreso operativo.Es decir, hay que multiplicar la tasa impositiva por el ingreso operativo para saber los impuestos que hay que pagar.

5- Calcula la utilidad neta de tu negocio

Después de restar el monto de los impuestos a los ingresos, el resultado es la utilidad neta.Es decir, la utilidad neta es la diferencia entre los ingresos y los gastos totales de una empresa, y se encuentra en último lugar en el estado de pérdidas y ganancias.✅ Resulta fundamental saber cómo interpretar la ganancia neta, ya que este es el indicador más importante acerca de la rentabilidad del negocio.Además, la utilidad neta permite saber cuánto dinero se puede repartir entre los accionistas, y si se puede continuar invirtiendo.

Cómo hacer un estado de resultados

Cómo interpretar el estado de resultados

Para que un estado de resultados sea útil es necesario saber interpretarlo de forma correcta, y los pasos para conseguirlo son estos:

Calcula los márgenes

Con la información que arroja el estado de resultados se pueden calcular los márgenes de la rentabilidad de la empresa.✅ Así por ejemplo, se puede saber si la empresa está utilizando sus recursos de manera eficiente.

Compara con valores de referencia

Por ejemplo, se pueden contrastar los datos del estado de resultados con datos anteriores de la misma empresa, pero también con los de la competencia.De esta manera es posible hacerse una idea sobre si se está creciendo al ritmo esperado, y si los resultados son los que cabe esperar en la situación actual del mercado.

Descubre tendencias

Para detectar posibles tendencias también se pueden comparar los datos actuales de la empresa con otros datos anteriores.En este punto, se pueden identificar épocas en las que los gastos son más altos y otras en las que estos se reducen, por ejemplo.

Identifica datos que no son necesarios

Optimizar los recursos de una empresa casi siempre es posible, y el estado de resultados es una buena herramienta para saber en qué dirección hacerlo.

Hay veces en las que es buena idea cambiar parte de los activos fijos de la empresa. Por ejemplo, comprar un coche nuevo para la empresa en lugar de continuar arreglando uno antiguo.

En general, se trata de preguntarse cuál es la razón de ser de esos gastos, si de verdad son necesarios o si hay que tomar decisiones encaminadas a un mejor aprovechamiento de los recursos.Ahora ya sabes cómo hacer y cómo interpretar el estado de resultados de tu negocio, algo que necesitabas para saber si tu empresa está resultando tan rentable como crees.[asap_btn link="https://calendly.com/hola-embat/demo?month=2022-01" target="blank" color_bg="#ffffff" color_text="#353232" position="center" size="18" icon="fa-arrow-alt-circle-right" text="Embat te puede ayudar. Nosotros te mostramos cómo funciona" rel="nofollow" show_border="1"]¿Tienes alguna duda en relación a este tema? No dudes en preguntarnos lo que desees en los comentarios y estaremos encantados de ayudarte.