Compartimos el artículo de opinión de Antonio Berga, cofundador de Embat, publicado en El Economista sobre la revisión de la directiva de servicios de pago de la Unión Europea.

El 2 de agosto finalizó el plazo de presentación de respuestas a la consulta lanzada por la Comisión Europea con el objetivo de recabar información de cara a una revisión de la segunda Directiva sobre servicios de pago de la UE, más conocida comoPSD2. A principios de julio expiró el plazo para otra consulta, también relacionada con esta directiva, pero centrada en cuestiones técnicas. Con esta última consulta de agosto se trata de dar respuesta a preguntas generales sobre el uso de los pagos y sobre si la Directiva de Servicios de Pago 2 (PSD2, por sus siglas en inglés) ha cumplido sus objetivos.

Aprobada en 2015 y puesta en vigor el 1 de enero de 2021, esta segunda directiva supuso un cambio de paradigma al regular por vez primera el 'open banking', es decir, el acceso de otros proveedores a la información del cliente en el banco donde éste tenía sus cuentas. Pero lo cierto es que en el tiempo transcurrido los bancos siguen sin ser diligentes en los compromisos adquiridos por PSD2. Por destacar algunos ejemplos, algunos de ellos siguen sin facilitarla información de saldo en tiempo real. En otras ocasiones, nos hemos encontrado con el caso de que envían parcialmente la información y obvian transacciones bancarias pasadas, por lo que la información que ofrecen está incompleta. Los proveedores tecnológicos nos vemos obligados a implantar procesos alternativos y controles para garantizar que los datos son correctos.

Estándares de comunicación interbancaria

En este sentido, y para ir en línea con los estándares de comunicación interbancaria, se debería trabajar hacia una recepción de mayor granularidad de información en las transacciones bancarias. Actualmente, se reciben muy pocos datos de los extractos bancarios de nuestros clientes. Pero la realidad es que, si se quiere evolucionar en digitalización y automatización de procesos, los bancos tienen que ser más diligentes y facilitar información adicional, como podría ser el emisor, receptor, conceptos adicionales, IBAN de origen y destino, etc. No es algo complicado de hacer, puesto que disponen de esta información, como demuestra el hecho de que la usan en los ficheros interbancarios MT940 o CAMT.053, por ejemplo.

Es realmente una pena que los bancos europeos no vayan a favor de la innovación tecnológica, como sí están haciendo, por ejemplo, los bancos americanos. Los bancos en Estados Unidos están desarrollando APIs públicas para facilitar la conectividad de su core bancario con herramientas de terceros, con el objetivo de facilitar y mejorar la vida de sus clientes. Sería ideal que conjuntamente con los bancos españoles y europeos pudiéramos construir la siguiente revolución del sector financiero.

Limitaciones del mundo de iniciación de pagos

- Existe una adopción lenta en materia de iniciación de pagos. A día de hoy, pocos bancos en España permiten iniciar pagos en masa (el famoso concepto de remesa) y además tiene grandes limitaciones. Muchos bancos han limitado el número máximo de pagos que se pueden hacer con una sola autenticación bancaria. Este es un claro caso de uso de cualquier compañía con la que trabajamos y que desearía poder automatizar procesos con nosotros. Pagan tanto a proveedores como empleados por medio de remesa y la dinámica que ofrecen los bancos imposibilita en muchos casos este uso.

- La iniciación de pagos, en especial para B2B, debería incorporar métodos de pago como puede ser el confirming. Los bancos, si quieren estar a la vanguardia tecnológica, deberían permitir que herramientas de gestión de tesorería permitieran automatizar pagos por medio de confirming por medio de las APIs dePSD2 y/o PSD3.

- Existe un plan de acción sobre la posibilidad de poder ofrecer en PSD2 pagos recurrentes, pagos diferidos, pagos recurrentes variables, etc. pero se nos da muy poca visibilidad sobre el "road map" y cuándo podremos ofrecer esta funcionalidad. Hay otros países (Reino Unido, Alemania, por ejemplo) que están siendo más diligentes y ágiles en la adopción.

De cara a un lanzamiento de la PSD3, la Comisión Europea destacó cuatro áreas de especial interés que podrían abordarse en la nueva directiva:

-       Nuevos actores del mercado, como empresas FinTech y Big Tech, que están ofreciendo servicios que no existían o que acababan de surgir cuando se adoptó la PSP2.

-       Fraude en los pagos, porque, aunque la PSD2 mejoró la seguridad de los pagos, han surgido nuevas formas de fraude, como los pagos push autorizados.

-       Acceso a los datos de las cuentas de pago. Aunque la PSD2 fue el inicio de la banca abierta, hay varios retos relacionados con el acceso a las cuentas de pago.

-       Pagos internacionales.

¿Qué debería recoger PSD3?

Un plan de acción transparente y mayor detalle de los requisitos para adoptar por parte delos bancos. Claramente la directiva PSD2 no ha sido lo detallada que tendría que haber sido para garantizar una correcta adopción y cada banco la ha adoptado a su manera, haciéndola muy poco amigable.

Mayor homogeneización de la información que van a compartir los bancos con terceros.

Mayor profundidad de datos para cualquiera de los productos que estén expuestos en sus APIs, como puede ser mayor detalle de las transacciones, lo cual facilita en gran medida los procesos de conciliación bancaria y contable de nuestros clientes.

Mayor flexibilidad en cuanto a la operativa de iniciación de pagos entre cuentas de un mismo titular a fin de facilitar movimientos internos que tienen riesgo mínimo.

Actualmente, PSD2 solamente tiene cobertura de productos de cuentas (cuentas bancarias), pero sin duda PSD3debería tener una cobertura mayor, incorporando todos los productos financieros que pueda tener contratado un cliente (pólizas de crédito, tarjetas de crédito, préstamos, hipotecas, líneas de factoring, confirming, etc.).

La revisión de la directiva es una oportunidad de oro para que la desintermediación se implante definitivamente en nuestros sistemas productivos. Es un tren queno pueden dejar pasar la Comisión Europea y el Parlamento para lograr de una vez por todas que todo el potencial simplificador y abaratador de las fintech se ponga a pleno rendimiento para superar viejos corsés y eliminar obstáculos ala operativa y a la competencia claramente artificiales.